El miedo es el asesino de la mente

Publicado: 21 junio 2010 en Uncategorized

Aquí les dejo el texto que un amigo escribió hace algunos años. Hace algunos meses recuerdo haberlo recibido a mi correo otra vez, y recordando esos viajes y esas platicas con las personas que anhelan y valoran su libertad, pensé en muchas cuestiones que veo ahora en este país. Aquellos que luchan, de cualquier manera, para tratar de cambiar una situación donde la miseria y la injusticia predominan, ejemplifican como se dan esos encuentros cara a cara con el desprecio y represión, el silencio y el olvido.

Los hijos del pueblo unidos, como un coro divino deben reclamar y exigir la liberación inmediata de todos los presos de conciencia, que mantenidos en secreto, bajo juicios clandestinos y en ocasiones en mazmorras clandestinas están los libertadores, luchadores y guerrilleros, ya sea esperando la muerte o la liberación.

La rabia que sentimos es por los desaparecidos, torturados y asesinados. No los releguemos al olvido, que su caída ha sido por recuperar lo que nos han robado, como cualquier persona a la que algún día se le ocurrió semejante cosa.

Tal vez libres los presos de conciencia del mundo, en un acto mundial de paz frente a todos los ojos posible, hagan sanar a la humanidad y a las sociedades, y  que comencemos a vivir sin tantas opresiones en el espíritu, que entristecen la vida y hacen odiar, como anhela mi joven amigo quien escribió el texto siguiente.

Toño Nabor, editor.

★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★

FEAR IS THE MINDKILLER

Poblos Krop

El ser humano, ha definido al miedo como una perturbación angustiosa del ánimo, sentimiento o sensación, y uno de los campos más misteriosos del entender humano.

El miedo ha sido base para la educación, para la domesticación, para el control social. El miedo nos hace querer escapar de la realidad, nos provoca una angustia tan crónica que nos hace reaccionar torpes, pusilánimes, nos motiva a huir, a obsesionarnos con el cuidado, nos enseña a sentir que en todo momento nos encontramos en peligro. El miedo nos convierte en cobardes de nuestra propia vida, nos impide explorar nuevos campos, nos hace crear cultura. Nos adentra a un pensamiento que asumimos como instinto de supervivencia para alcanzar seguridad y estabilidad, a la manera en que la cultura del miedo se nos ha instalado.

La pregunta sería: ¿Quien se beneficia con nuestro miedo? ¿A qué cosa o ente, fuerza o energía, situación o experiencia, es a lo que tememos? Para mí, el miedo perjudica nuestra calidad de seres humanos, quienes hemos perfeccionado las maneras de evitar a lo que le tememos, haciendo nuestra existencia más compleja, que impide ver un trasfondo en el cual no tenemos capacidad de habitar y convivir sin degradar nuestro ambiente físico y social.

El temor, como una herramienta creadora de representaciones simbólicas, hace que mentes poderosas lleguen al extremo de ser temidos por aquellos a los cuales les temen, convirtiéndose en controladores, en poderosos. Al punto de olvidar lo que en principio nos provocaba miedo, asumimos lo que se nos impone y no trascendemos, sólo nos desviamos de lo socialmente aceptado y se nos limita.

Nuestros temores en cualquier momento aparecerán en nuestros sueños, que resultan tan reales que hemos calificado como pesadillas. Nuestras pesadillas nos provocan incomodidad, y creemos hacer lo suficiente para evitarlas en la “vida real”; al evitarlas, existe también la posibilidad de estar alimentándolas o haciéndolas más largas, perfectas para el sufrimiento.

El que teme es esclavizado y su miedo no le permitirá enfrentar aquello a lo que, en principio, le provocaba angustia, desesperación. La situación del que es esclavizado por su miedo, se vuelve una verdadera pesadilla.

Cuando alguien se decide a enfrentar a su miedo es obstaculizado por quienes, al igual que él, temen y son sumisos. Pero el miedo como herramienta de control social puede adquirir otras modalidades y habremos encontrado un nivel más fuerte al que pocas almas han podido cruzar. La mayoría de los que enfrentan a sus miedos y los superan pueden ser vueltos a esclavizar en este nivel, muchos de los pocos que atraviesan este nivel, quienes al hacerlo se vuelve legítimo ejemplo a seguir, son convertidos en “mártires”.

Nuestro miedo, no nos permite conocer lo que existe después de ser superado. Sólo superándolo sabremos que sigue delante. ¿Podría existir alguien que no conozca el miedo? ¿Quién ha sentido miedo?
El miedo es el asesino de la mente.

★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★

————

HAGAMOS UNA ENCUESTA

Lista de presos políticos y de conciencia en México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s