EL EPR ACUSA TERRORISMO DE ESTADO, EXIGE LA PRESENTACIÓN DE SUS DESAPARECIDOS Y ALEGA UNA CAMPAÑA CONTRAINSURGENTE

Publicado: 1 septiembre 2010 en Resistencia y lucha


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- A pesar de las acciones de búsqueda que ejército mexicano, presuntos sicarios del cartel de Joaquín Loera ( a) El Chapo Guzmán según tesis basadas en investigaciones, viene llevando a cabo, el gobierno federal, contra las fuerzas insurgentes de México. En dos comunicados fechados el 26 de agosto, la Comandancia general del grupo armado, rompe el silencio y deja entrever que sus grupos de inteligencia, podrían tener  información, que hoy se ha vuelto popular, en el sentido de la gran ofensiva que Felipe Calderón ha desatado contra los grupos guerrilleros, en el marco de la lucha contra el narcotráfico, en esta acometida podrían estar participando, mercenarios de los llamados Black Wáter, los mismos que operan en Irak y Afganistán, algo que el EPR ha reconocido y que hoy lo enfatiza, el texto referente en el comunicado dice lo siguiente: Citábamos en otros comunicados que la guerra contra la delincuencia organizada es el pretexto y objetivo para encontrar y destruir a las fuerzas revolucionarias para legitimarse, el gobierno federal bajo este marco está haciendo un brutal ensayo, y en este ensayo ha intensificado la creación y utilización de grupos paramilitares dirigidos por oficiales del ejército federal, la marina y por todo tipo de mercenarios de Estados Unidos como los que utilizan en Irak y Afganistán, al mismo tiempo que participa directamente la inteligencia israelí a quienes no les importa tener relación con criminales e individuos de la más baja ralea que pertenecen a grupos policíacos, al ejército federal o a la armada de México para asesinar o desaparecer a luchadores sociales que saben que su perfil como individuos es insobornable y cooptar a otros que les han servido como delatores utilizando la calumnia, el desprestigio y al final el asesinato de los luchadores sociales consecuentes”.

Con lo anterior el EPR sostiene la hipótesis que habíamos destacado, en el sentido de estar siendo brutalmente hostigados y ante ello se han replegado. No lo dicen abiertamente por  cuestión estratégica, pero los términos que manejan, abren la posibilidad para pensar que los guerrilleros podrían andar a salto de mata. En Punto y Aparte Oaxaca en el análisis del 23 de agosto se comenta este proceso de auto confinamiento que han tomado:http://www.puntoyaparteinforma.com.mx/1624343.html

También consideramos que la lucha que se ha declarado en el marco de la guerra contra el crimen organizado, obedecía a la búsqueda de Diego Fernández de Cevallos, que se cree podría estar bajo resguardo de grupos guerrilleros, una tesis que no ha sido probada, pero que toma matices insospechados, cuando para encontrar al ex Senador, pudieron haber sido contratados mercenarios con el equipo más sofisticado, lo curioso es que, hasta hoy no ha sido hallado.

En el comunicado del EPR del 26 de agosto, se vuelve a retomar, después de varias ausencias, la presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desparecidos según denuncia del grupo armado, entre el 24 y 25 de mayo de 2007 en la ciudad de Oaxaca. El párrafo del texto que habla al respecto dice lo siguiente: Y mientras el gobierno ilegítimo trata de hacer creer al pueblo mexicano que algo está haciendo a nombre la seguridad nacional, nosotros de la mano del pueblo organizado no olvidamos, no olvidaremos y continuamos firmemente buscando a nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, que con otros luchadores sociales son víctimas de la detención-desaparición forzada por motivos políticos, que junto con los desaparecidos por motivos sociales son miles de ciudadanos que están en esta infame condición, realidad producto de una política de “limpieza social”, que aunque no lo acepten plumas “prestigiosas” por sus intereses inconfesables, en México se vive un terrorismo de Estado que poca diferencia tiene con las dictaduras que existieron en Sudamérica.

Entre este panorama de criminalización contra nuestro pueblo y ante la pregonada democracia que exaltan los políticos de oficio y sus representados, la oligarquía, preguntamos: ¿Qué prebendas más ganarían, de las ya satisfechas, los partidos políticos con el señor Calderón por no juzgar a los responsables de estas desapariciones forzadas? Como son el general Alfredo Oropeza Garnica, el aún gobernador criminal Ulises Ruiz, Manuel Moreno Rivas, Manuel Vera Salinas y Jorge Franco?

¿Cómo es que la dirigencia nacional del PRD sabiendo que Manuel Vera Salinas tiene responsabilidad en la desaparición forzada de nuestros compañeros, así como de muchos más luchadores sociales desaparecidos y ejecutados extrajudicialmente en Oaxaca le da protección por medio de su ex candidato a la gubernatura de Quintana Roo Greg Sánchez, entonces presidente municipal de Cancún, nombrándolo jefe de policía y tránsito? ¿Quiere decir, entonces, que en lugar de hacer una denuncia por este delito es su protegido? ¿Qué más podemos esperar con esta actitud?

La dialéctica  que se usa para exigir la presentación con vida de los dos guerrilleros, podría decirse que cambió por parte del grupo guerrillero, después de manejarse light, hoy al término del sexenio se puntualiza en la detención de los funcionarios antes mencionados. En este comunicado llaman criminal a Ulises Ruiz Ortiz, gobernador de Oaxaca y exigen se juzgue al General retirado Alfredo Oropeza Garnica, al Teniente Manuel Moreno Rivas, Al Teniente de Navío Manuel Vera Salinas y al ex dirigente del PRI, Jorge Franco. Al mismo tiempo se preguntan del porque no se les ha iniciado un juicio y destacan que podría ser por la complicidad que hay con el gobierno de Felipe Calderón. Este razonamiento había sido dejado atrás por el EPR, pero hoy lo vuelve a retomar, es que acaso ¿podría existir  el pretexto para una incursión armada en Oaxaca?, ¿O en otro estado de la república?

No hay que perder de vista que el EPR, podría estar preparando a pesar del hostigamiento policíaco militar, acciones en las que tengan que llevar a cabo acciones de sabotaje, aunque hay un acuerdo con la Comisión de Intermediación en la que pactaron una tregua, que más que tregua se antoja a repliegue, por el aparatoso despliegue de tropas y armamento en contra de los grupos armados, máxime con el secuestro del señor Fernández de Cevallos.

El texto del EPR, donde se menciona lo anterior, dice lo siguiente: El gobierno de Calderón por su ilegitimidad criminaliza por todos los medios el descontento popular y reprime masiva y selectivamente toda expresión de descontento y organización fuera de los marcos coorporativizantes, provocando con sus medidas fascistoides un mayor encono social, al tiempo que allana el camino para instaurar legalmente un Estado policíaco-militar, que no es otra cosa que una dictadura con un rostro civil en el Ejecutivo. En ese contexto se inscribe la actitud de este gobierno que busca negociar con las cabezas del crimen organizado para que entre ambos junten fuerzas para enderezarlas en contra del movimiento insurgente, para tratar de destruirnos físicamente.

La historia reciente del país nos recuerda que gobiernos anteriores priistas tenían negociación con el crimen organizado y sus titulares para combatir a los grupos revolucionarios de ese tiempo, por poner algunos ejemplos eran Nazar Haro y el general Acosta Chaparro, el primero hoy “super” asesor de oligarcas y cúpula policíaco-militar, que en su medio solían preguntar a algunos integrantes del crimen organizado y a subalternos si habían hecho tal o cual acción delictiva, y éstos al negarlo ocasionaban que el gobierno declarara después de un supuesto trabajo de inteligencia que habían sido fuerzas insurgentes los responsables de tales acciones.

Desde esos tiempos priistas el crimen organizado facilitaba casas de seguridad y sicarios para que asesinaran, pero previamente torturaran a luchadores sociales y miembros de las fuerzas insurgentes cuando la época de la guerra sucia. Con el arribo el panismo al gobierno federal esta práctica no sólo se retomó si no que la ha intensificado.

Ante este desolador panorama para nuestro pueblo y sus organizaciones hemos respetando la tregua unilateral solicitada por la Comisión de Mediación a pesar de la falta de respuesta oficial a la Comisión de Mediación; a pesar de que en diferentes partes del país se han instrumentado operativos contrainsurgentes de búsqueda y captura de nuestros militantes; a pesar de la indiferencia, silencio y complicidad de la mayoría de los integrantes del poder Legislativo; a pesar del ambiente represivo contra nuestro pueblo y la agresión policíaco-militar contra éste que legitima una respuesta del conjunto del movimiento revolucionario por el anhelo de libertad y justicia de nuestro pueblo que pide el actuar revolucionario.

Solicitamos con el debido respeto a la Comisión de Mediación que informe a nuestro pueblo sobre la situación que guarda el caso de nuestros compañeros y las respuestas gubernamentales, porque en el actual marco de la estrategia de contrainsurgencia que está intensificando este gobierno con la criminalización del descontento, la protesta y lucha popular, como lo que dijimos en anterior comunicado, el hilo es muy delgado y el gobierno ilegítimo de Calderón y sus instituciones es el único responsable si se rompe o no en cuanto a la solución que dé a nuestra demanda.

En Punto y Aparte lo habíamos mencionado, la contrainsurgencia es aparatosa, motivo por el cual los eperristas y demás grupos armados, han optado por irse a la clandestinidad y limpiar las células de infiltrados, que desde el 2006, habían permitido el debilitamiento de las unidades que operan en varias partes del país.

Lo que no queda claro es si, la limpia que inició el ERP desde 2007, ha tenido bajas importantes para el gobierno de Felipe Calderón. La hipótesis que surge de este detalle, se basa en el hecho de que, los grupos guerrilleros pudieron haber cruzado información de inteligencia para librarse de los infiltrados. Tras una jornada de más de un año, pudieron quitarse de encima a “ Los Topos”, que habían podido involucrarse. La muerte del Comandante Rodrigo del ERPI, habría  confirmado la filtración en todos los grupos, lo que reoriento las estrategias.

Tan es así que pudo haberse dado una jornada de limpieza en los grupos armados, que pudieron haber planeado y ejecutado el secuestro de Diego Fernández. Está hipótesis surge luego que a más de 100 días, a pesar de los esfuerzos el panista no ha sido encontrado.

En los sendos comunicados enviados por el EPR, manifiestan la certeza de que los crímenes ocurridos en los últimos meses, incluso el de los indocumentados centro y sudamericanos, es obra de Calderón que usa el terrorismo de Estado.

El texto que habla de lo anterior en el comunicado del EPR, dice lo siguiente:


La masacre de 72 migrantes centro y sudamericanos en San Fernando, no es un hecho aislado, ni desvinculado de los grupos paramilitares que entran en la estrategia gubernamental de combate a la delincuencia organizada, porque curiosamente cada vez que el tema de seguridad va a ser tratado, siempre hay un “incidente” que persigue seguir apuntalando la tesis de la indispensabilidad del ejército en las calles. El principal responsable de esta matanza es el gobierno de Calderón y es parte del terrorismo de Estado.

Al parecer en este caso el EPR le apunta al terrorismo de Estado, como posibilidad para seguir manteniendo al ejército mexicano en las calles, Hipótesis que no está lejana de la realidad que todos los días se platica en las calles de México. El pueblo esta convencido que existe para militares que se dedican a crear panoramas de desolación y muerte, como respaldo para afianzar la política de Calderón.

Lo cierto es que, el EPR, envió un documento sustancioso, que respalda las tesis que habíamos manejado anteriormente en análisis en  Punto y Aparte Oaxaca. Sin embargo falta descifrar hasta donde es cierto que los Black Wáter están en México. El porque hay tesis en las que considera que el crimen organizado del grupo del Chapo Guzmán, busca a Fernández de Cevallos, para liberarlo de su cautiverio y a los grupos guerrilleros para acabar con ellos.

De terrorismo de Estado, aunque es una hipótesis difícil de comprobar, las posibilidades son cada vez más claras. Los incidentes son todos los días, hasta infantiles pero macabros. Tiene el EPR razón ¿para dudar de la buena voluntad de Felipe Calderón?, ¿Habrá un replanteamiento de la estrategia guerrillera?, antes del 2011, ¿la guerrilla se alzará en armas?

No podemos dejar de mencionar, rumores sin comprobar. En el sentido de que, en una reunión de cúpulas guerrilleras se acordó un frente único y que este frente podría tener el financiamiento de los grupos del narcotráfico, contrarios a El Chapo Guzmán. De ser cierta esta tesis, el Estado mexicano, debería de preocuparse. El entrenamiento guerrillero, con los recursos del narco. Sería un moustro de 7 cabezas.

Juan José Díaz Bermúdez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s