¿LA MUERTE DE HERIBERTO LLEVARÁ A UNA GUERRA CIVIL EN LOS TRIQUIS?

Publicado: 29 octubre 2010 en Resistencia y lucha

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- En mayo de 1999 el dirigente del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pazos Ortiz,  fue objeto de un atentado por parte de un grupo de hombres que le dispararon en varias ocasiones cuando se encontraba al interior de su restaurante en el barrio Jalatlaco. Debido a la agresión que sufrió el líder Triqui en aquella ocasión quedo imposibilitado para caminar, en esa acción murieron dos Triquis que formaban parte de su escolta personal, se inició la averiguación previa CR/999. Se especulo que la

Lugar en donde la camioneta donde viajaba Pazos Ortiz detuvo su carrera tras la peresecución.

agresión había sido una venganza política debido a una disputa que el hoy occiso habría tenido con el entonces gobernador, José Nelson Murat Casab, más tarde la Procuraduría estatal informaba que los hechos derivaban de una herencia en la que se veía involucrado un presunto narcotraficante, el mismo que había ordenado la muerte del líder. El asesinos intelectual fue detenido y se encuentra en prisión.

La vida de Heriberto Pazos Ortiz siempre estuvo rodeada de sucesos. En 1996 fue investigado ampliamente por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional ( CISEN), pensaban en el gobierno federal  que el hoy occiso  formaba parte del Ejército Popular Revolucionario (EPR),derivado de la posibilidad, que la unidad revolucionaria que atacara Tlaxiaco en 1996 simultáneamente con la toma de la Crucecita Huatulco, Oaxaca, fuera parte del Movimiento Unificador de Lucha Triqui, jamás se le pudo relacionar, sin embargo las investigaciones continuaron hasta 1999 cuando se archivo el expediente ya que de ese grupo insurgente que llevará a cabo un hostigamiento armado en contra de la ciudad de Tlaxiaco jamás detuvieron a nadie, sin embargo la duda persiste hasta hoy.

En el 2007 volvió a situarse en el ojo del huracán, trascendía que Pazos Ortiz, habría sido uno de los líderes que sabiendo de la desaparición de los dos mandos del EPR  en Oaxaca el 24 o 25 de mayo de ese año, jamás intento participar para exigir su presentación de inmediato, eso lo habría enfrentado con la dirigencia de ese grupo clandestino, aunque el MULT siempre participó dentro de las jornadas de propaganda para exigir la presentación con vida de los desaparecidos posteriormente, nunca recuperó esa confianza. Esa duda creció de tal modo que se dijo en un momento que formaba parte de una red de información manejada por el Estado Mayor de la Presidencia de la República, ese señalamiento tampoco fue demostrado, aunque jamás fue desmentido.

Siempre se habló que como dirigente pactaba acuerdos económicos con el gobierno, nunca se le probó, cuando alguien intentaba cuestionarlo al respecto, airadamente Pazos Ortiz, argumentaba que eran las armas del gobierno para desacreditar  su lucha  en la zona Triqui.

Fue un líder polémico, víctima quizás de las circunstancias, pero reconocido por sus seguidores como un líder honesto que luchaba por el bien de las comunidades indígenas. Amenazado por los caciques de la zona Triqui sobrevivió, hasta el sábado 23 de octubre de 2010, cuando el destino lo alcanzo. decimos que se decía que era un dirigente honesto, salvo que los miembros del MULTI decían todo lo contrario.

La muerte de Pazos Ortiz deja un profundo dolor en la región Triqui, y un beneficio amplio para quienes sobreviven del chantaje en esa zona, lo cierto que el asesinato de líderes en Oaxaca enrarece el clima político, enturbia la sucesión, pero más que eso, deja un sabor controvertido y una pregunta, ¿ es acaso una limpia para despejar el camino?, a Ulises Ruiz, ¿le convendría a estas alturas ultimar a dos líderes plenamenta identificados con las masas?, la tesis de que el gobierno estatal mandó asesinar a Heriberto así como al dirigente de la CODECI no tiene lógica, debido a que la relación con los dos occisos era agradable, además ¿porque hacerlo cuando va de salida?

La muerte de dos dirigente en menos de 24 horas y los dos simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca ( APPO), sugiere que hay quién piensa que es necesario desaparecer a quién pudiera ser una piedra en el zapato el día de mañana. Por supuesto es un terrorismo de Estado, no se sabe de quién viene, pero que tiene un sello particular, obligar a quienes quedan a callar y someterse a las decisiones que desde las cúpulas dirigen el país y el estado de Oaxaca.

Sobra decir que el asesinato de Catarino Torres Pereda  líder del Comité de Defensa Ciudadana (CODECI)  y Heriberto Pasos Ortiz dirigente del Movimiento Unificador de Lucha Triqui, demuestra que hay una grave descomposición en Oaxaca que debe ser subsanada. Los familiares del  dirigente del MULT, solicitaran que la investigación la atraiga la Procuraduría General de la República (PGR). Hay contradicciones por parte de los dos escoltas que acompañaban en el momento de la tragedia al hoy extinto, sin embargo habría que recordarles que todos quienes acompañaban a Pazos eran de su más entera confianza imposible que hubiera “topos”.

Testigos presenciales afirman que los dos ocupantes de la motocicleta en donde se desplazaban los sicarios, portaban uniformes en color negro y cascos parecidos a los de la Policía Estatal Preventiva, fue por eso tal vez, que los escoltas de Heriberto resultaron sorprendidos cuando al acercarse a la unidad los dos asesinos accionaron una arma que portaban , nadie sospecho que eran personas mandadas a liquidar al líder histórico del MULT.

Es cierto que las escoltas no supieron reaccionar de inmediato, sobra decirlo pero no están capacitados, pero también es verdad que acababan de pasar una excavación que un día antes había sido hecha antes de ingresar al puente 5 señores en el carril de poniente a oriente. La camioneta donde viajaba Heriberto tuvo que subir a la cera para después bajar y volver a retornar al arroyo vehicular, había alrededor de 50 automóviles en ese momento que hacían un congestionamiento, incluso los testigos aseguran que la camioneta era seguida en todo momento por los ocupantes de la motocicleta desde 200 metros antes, es decir sobre la calzada El Rosario a la altura de un taller mecánico, frente a esa negociación los sicarios esperaron por más de una hora. Los guardias que vigilaban a Heriberto ¿jamás sospecharon?

Hay una prueba de descargo a su favor, es cierto que los sicarios llevaban puesta ropa casi idéntica a la que usa la Policía Estatal Preventiva, así como que, la motocicleta era casi idéntica a las oficiales, fue por ese detalle que se confiaron, es decir hay que darles el beneficio de la duda.

Al tratar de dar la vuelta  hacia la calle conocida como el bordo de El Río Salado, una camioneta les cierra el paso porque decidió pasar primero, por lo que bruscamente se para la camioneta donde viajaba Pazos Ortiz, motivo que aprovecharon los asesinos para accionar el arma, según la policía una pistola calibre 22, los ahí presentes afirmaron que el sonido de los balazos fue alto, hay contradicciones en el calibre.

Vamos a explicar el porque del uso de un calibre como el 22, pero no por eso deja de ser mortal. Actualmente usan ese tipo de pistola para cometer esos crímenes, porque el rastreo de la bala tiene sus problemas, además es fácil de manipular, fácil de esconder y es más, puede ser portable ya que en caso de haber un reten militar o policíaco si se trae una licencia no habrá ningún problema con la justicia, aunque algo que no deja de ser importante es que, debido al calibre el caso dificilmente puede ser atraido por la PGR, y es que no se usó un calibre de uso exclusivo del ejército, por lo tanto hay atenuentes para pensar que no intervinó el crimen organizado, pareciera que en estos casos todo está pensado.

La pistola calibre 22 es más certera ya que al ser percutida no da la famosa patada que podría desviar la bala, por supuesto quién usa ese tipo de calibre tiene que acercarse demasiado a la víctima para accionar el arma, pero al hacerlo esta garantizada la muerte de la persona máxime si el blanco es la cabeza, ya que la ojiva que usa conocida como “loca” al penetrar el hueso se rompe en decenas o cientos de pedazos, una bala de ese calibre en la cabeza en la mayoria de los casos puede ser mortal.

Eso daría la explicación del porque de ese tipo de calibre, el mismo por cierto usado en el asesinato del líder de mercados Roberto Mendoza, quien fuera ultimado con un calibre idéntico.

Habíamos dicho que la muerte de los dos líderes abre sospechas y genera desconfianza, aunque también dudas de quien o quienes podrían estar llevando a cabo este tipo de actos.

La lógica nos permite pensar que la muerte tendría que ser una venganza proveniente de San Juan Copala , luego de la muerte de líderes del MULTI, tal vez se tenga razón si pensamos con el hígado, pero razonando con el cerebro, beneficia a los del Movimiento Unificador de Lucha Triqui Independiente, ¿ llevar a cabo este acto?, ¿el MULTI tiene la capacidad operativo y táctico para realizar un acto a grandes distancias sin ser descubiertos?, pareciera que no. Hasta la muerte de Heriberto circunscribían sus venganzas a su territorio, ¿Por qué salir de ese territorio?

La Unión de Bienestar Social de la Región Triqui, organización priísta a la que se le acusa de mantener el mayor número de para militares podría tener la operatividad más si tiene el apoyo de personas ligadas a la política, solo que hay  un detalle, había hecho un pacto de no agresión con el MULT, incluso Pazos Ortiz recientemente había dicho que buscaba la paz. En Punto y Aparte Oaxaca hay un video en la que el hoy occiso afirma que había llegado el momento de pactar una paz trilateral con el MULTI-MULT-UBISORT, incluso esa era su política recientemente, ¿ a quién no le gusto esto? Es obvio que a los que buscan desestabilizar la zona Triqui, a los que venden las armas o porque no, a los que tratan de limpiar el camino a quien se pudiera beneficiar de no tener líderes reales, ¿habrá políticos que quieran manejar a la oposición para beneficio propio?, o aquellos que tienen el objetivo de manejar a Oaxaca para su beneficio político, ¿ el objetivo es quitar las piedras del camino?

El asesinato de los líderes llega en un momento importante, los dos identificados a la APPO, los dos radicales en cuanto a su posición de exigir no quedarse callados, las dudas quedan y seguirán quedando. Lo cierto es que la muerte de Heriberto Pazos Ortiz nos recuerda a la del extinto policía y testigo protegido, Aristeo López Martínez, quien fuera ultimado de la misma forma, aunque con un calibre distinto. Las mismas formas, tal vez ¿los mismos ejecutores?

Juan José Díaz Bermúdez/Punto y Aparte Oaxaca

http://www.puntoyaparteinforma.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s