Perdió México 2012

Publicado: 12 julio 2012 en El Hijo del Pueblo

 

A partir de las elecciones de este pasado primero de julio, muchos temas trascendentes para la democracia de México quedan abiertos, al ser evidenciadas las viejas prácticas de la política rancia en el país y los delitos e irregularidades en los comicios electorales que han perdurado y logrado en estos momentos la ya esperada imposición. No mencionaremos el contexto de las campañas de cada candidato y la candidata, ya que esto merece una mención aparte para ser tratada a profundidad.

La jornada electoral 2012, se da en un contexto de grandes problemas financieros mundiales, grandes desigualdades sociales que se han incrementado por la aplicación del modelo económico neoliberal y una violencia que se ha desbordado por el combate frontal al crimen organizado en el país.

La contienda electoral estuvo candente desde inicio de las campañas, surgió un despertar juvenil y se manifestó el hartazgo general de la corrupción y de la clase política nacional.

Debido al creciente acceso a los productos tecnológicos y el uso del Internet, se han difundido masivamente para una parte considerable de la población, las evidencias de prácticas como el acarreo, reparto masivo de despensas, compra del voto y encubrimiento de mapaches por las policías municipales, que por poco nos asombra el descaro con que son efectuadas estas viejas prácticas proselitistas. Digo por poco, porque ya se veía venir una imposición, el regreso del partido que hizo de la corrupción su máxima institución, el de la cultura del dedazo; el que ahora llegó con la imagen de haber cambiado, de haberse renovado; diciendo que es lo que no es, que es lo que no hemos visto.

El uso de lápices fue el primer incidente que empezó a generar cuestionamientos  a la validez del proceso, puesto que en general los ciudadanos dudaron que usar lápiz garantizara que su voto fuera respetado. En donde yo voté, un “jurídico” llegó a la casilla e indicó a los funcionarios que no dejaran pasar a votar la gente con otros materiales como bolígrafo o plumones, ya que esos serían nulos. Protestamos ante tal indicación, puesto la información divulgada en los medios y redes sociales era el poder usar plumones, crayolas o bolígrafos y dijimos que era criterio de los funcionarios de casilla el definir un voto bien emitido, pero reiteró lo dicho anteriormente. No se identificó, sólo dijo ser un “jurídico” y “defender el voto”.

El día de las votaciones, se comenzaron a divulgar videos vía twitter y facebook sobre los mapaches, personas que se dedican a comprar votos y utilizar varias técnicas para ello. Tales técnicas pueden ir desde el ofrecer una tarjeta en la cual sería depositado el dinero una vez emitido el voto o este es, de “maneras misteriosas”, previamente recopilado en un formato que funciona para obtener los datos del elector y generar la “famosa tarjeta de beneficios”, como el caso de la empresa “Monex” o como “Soriana”, la última cadena comercial, abarrotada a las pocas horas, una vez que corrió el rumor de que  se congelarían las cuentas y que sería invalidado el dinero electrónico ofrecido a cambio del voto por el PRI.

A otros se les ofrecía el trato del carrusel, que consiste en cambiar la boleta limpia, por una ya marcada y entregada antes de acudir a la casilla, una vez efectuado el intercambio, hay sujetos pagando entre cuatrocientos y hasta un par de miles de pesos, esperan en un lugar o tiene una marca que los distingue para que se acerquen a ellos a cobrar el efectivo.

Las primeras evidencias de fraude empezaron a difundirse por las redes sociales ya por el medio día de la jornada electoral. En el Estado de México, policías municipales encubrían a los famosos mapaches, dejando ver un trato prepotente de parte de los oficiales a los ciudadanos que denuncian este tipo de delitos. En Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, se evidenció uno de los focos rojos de las prácticas antidemocráticas, dos sujetos fueron detenidos por elementos del ejército, ya que se dedicaron a comprar votos, ambos eran policías vestidos de civil.

En la compra de votos, inclusive están involucrados funcionarios públicos, empresarios, líderes sindicales corruptos y hasta narcos, ya que de sus cuentas se realizan movimientos financieros para obtener recursos y poder garantizar en sus organizaciones que se efectúen dichas prácticas.

Estas acciones de compra de votos eran evidentes en las colonias populares y fraccionamientos de la ciudad. Por la noche, la mapachería estafada se hizo presente, la gente reclamaba no haber recibido el dinero prometido, alrededor de 400 o 500 pesos, les habían dado sólo 200 pesos, lo que causaba indignación y alboroto. Inclusive hubo quien gritó: “Traigan a los del #132 para que nos ayuden”.

Otro problema que generó caos fue la falta de boletas en las casillas especiales, las cuales son instaladas, para que pueda votar la gente que está de viaje y/o tiene su identificación con domicilio muy lejano a su ubicación actual. En las ciudades del país entero, esto provocó momentos de desesperación en las largas filas y al final la decepción de que las boletas no alcanzaban para todos, al poco tiempo el descontento y la protesta se hicieron presentes, pues eran miles los ciudadanos que no alcanzaron boleta. En mi ciudad, en la central de autobuses, se tuvieron que organizar, redactar una carta ante las autoridades electorales, dar lectura, recopilar firmas, presentarla y lograr votar (en algunos casos), jornada que les ocupó más de lo previsto, hubo quienes se desesperaron y se fueron si votar.

También hubo brotes de violencia, enfrentamientos entre simpatizantes de partidos contrarios, hubo golpeadores dando rondines para infundir miedo a los observadores ciudadanos. En Jerez, Zacatecas, fue denunciado que la policía detuvo simpatizantes de “Morena”. En Chiapas, como un caso extremo, en una confusa situación, alrededor de 300 personas quemaron urnas y boletas electorales debido al presunto llenado de urnas con boletas clonadas.

Sin embargo, en la televisión nada se decía de todos los acontecimientos anteriormente mencionados, se decía lo contrario, que había sido la elección más limpia y ejemplar que ha tenido México. También se aprovechó para bombardear con la idea de que Peña Nieto ya era vencedor de la contienda a través de las “encuestas de salida” efectuadas por distintas empresas.

Los resultados del PREP fueron otro acontecimiento que causó preocupación, puesto que fueron anunciados a una hora en que la mayoría de las casillas electorales no habían sido contadas. El seguimiento que dan algunos medios independientes en el país, habla de ciertas alteraciones y que “no es el resultado aleatorio de la captura de las actas, sino que hay un factor numérico que pondera y ajusta la captura de los datos”[i], creando un resultado virtual.

Debido a la elección de 2006 y su dudable resultado, surgieron proyectos ciudadanos de observación de la jornada electoral para así documentar los resultados e irregularidades en varias plataformas digitales, gestionadas por organizaciones de la sociedad civil. “Foto x casilla”, “PREP Ciudadano” y “Yo Soy Anti-fraude” fue los principales, la labor de muchos ciudadanos fue notoria, ya que por la noche recorrieron las casillas de cada distrito de mi ciudad para tomar la foto, al día siguiente voluntarios sistematizaron la información en largas jornadas de trabajo y desvelo. Esto demuestra que “las personas inmersas en la tecnología han comenzado a tener presencia importante en asuntos que refieren a causas sociales o políticas y se ha notado en los diferentes movimientos en la red”.[ii]

El lunes 2 de julio, se comienzan a convocar las concentraciones y marchas en contra de la imposición, distintos frentes salen a las calles, llegan a ser miles los que marchan hacia el IFE y las oficinas del PRI. Surge una efervescencia como no se había vivido en muchos años, se desconocen las autoridades electorales y se señala a los medios de comunicación por su complicidad descarada en esta imposición.

Las movilizaciones alrededor del país se centraron en el IFE, en el conteo distrital, en un afán de buscar evidencias del fraude que se estaba consumando. Después de contar los votos de las urnas por casi tres días, con relevos para guardias, voluntarios, observadores acreditados y representantes de partidos y hasta los que prepararon café, se cayó en cuenta que el fraude no estaba en las urnas, que fue planeado y efectuado en la compra de votos, en el engaño, manipulación de medios y desigualdad de condiciones para competir.

Los medios de comunicación repiten hasta ahora, de manera incansable, lo ya dicho por el presidente del IFE: que el ganador de la contienda es EPN, que la elección fue limpia, que no hay fraude, que si hay irregularidades que se presenten las pruebas y respectivas denuncias, que hay confianza en la Institución, que los ciudadanos participaron, contaron y defendieron el voto, etcétera.

La realidad es que exista una incapacidad del IFE a falta de instrumentos y marcos para la penalización de las prácticas antidemocráticas de los partidos. El IFE no puede actuar para invalidar una elección o definir una segunda vuelta. El IFE no puede detener la compra de votos, ni contabilizar cuantas personas votaron por un partido a cambio de dinero u otras lisonjas.

Perdió México, por los que vendieron su voto por cualquier cosa, por quienes no denunciaron, por los medios masivos de comunicación que participaron y están de acuerdo con la imposición. Perdió por aquellos que dicen que “nada les importa de la política”, que “siempre es lo mismo”, que mostraron su intolerancia y falta de respeto a los ciudadanos que se manifiestan y exigen un cambio. Perdió por los que sembraron la desesperanza del “¿Para qué votar o hacer algo si ya sabemos quien va a ganar?”, los que tienen mentalidad de derecha sin siquiera ser parte de los privilegiados de este país y desprecian a quién reclama sus derechos.

Lo que indigna es que en México, hacemos como que hay democracia, cuando tal cosa no ha existido en esta nación. Decepciona que teníamos todo para hacer una elección limpia, pero parece que eso no es posible en México. Nos encabrona el descaro de la prensa vendida. Nos da rabia, que las elecciones son el simulacro de la democracia, desde antes sabemos quién resultará “elegido”, no electo, porque lo primero es derecho divino, lo segundo una mentira. Lo peor es que ese simulacro millonario, lo pagamos los ciudadanos.

Pero en el universo siempre hay equilibrio, se pierde una cosa pero también se gana otra. Una semana después gran movilización se ha mostrado, una efervescencia que encausa todos los sentimientos encontrados y el mal sabor de boca que deja la imposición. Miles han salido a las calles de todas las ciudades del país, comienzan a buscar un porqué, un cómo y un cuándo actuar. En esas marchas caminan juntos ancianos y jóvenes, salen las familias, de todas clases sociales, sin partidos.

¿Fuerzas políticas las que gobiernan? Serán que tienen fuerza (violencia económica y monopolio del uso de la fuerza) porque tienen en sus manos el presupuesto federal. Porque gobernabilidad es lo último que se tiene en este país.

México ya cambió, no importa el resultado electoral, al final es la agenda política de quienes detentan el poder. Quien quedó en la presidencia es el títere de los que saben cómo hacer su botín del presupuesto federal. En México se está generando un cambio que va tomando más fuerza, es el reclamo de una generación de cual no se vislumbraba un futuro estable. México ya empieza a caminar, da sus primeros pasos para la democracia participativa. Eso es lo más importante de esta contienda electoral. Tenemos una causa, nuestro corazón late fuerte y nuestras voces serán escuchadas. Prefiero ser alguien que delira, a vivir el cotidiano hastío de la resignación y el conformismo.


[i]                       La Jornada, “Fraude electoral a favor del PRI…” Martes, 10 de julio de 2012, revisado en: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/10/opinion/013a1pol

 

[ii]                      Opendata, revisado en: http://www.g3ekarmy.com/opendata-hackaton-por-una-buena-causa/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s