Posts etiquetados ‘Calaveras’

La calavera del Hijo del Pueblo

Publicado: 2 noviembre 2015 en El Hijo del Pueblo
Etiquetas:

El hijo del pueblo estaba
escribiendo calaveras
y en su libreta guardaba
unas coplas callejeras.

Pobre hijo del pueblo,
ya no tiene inspiración,
por andar en un duelo
ya sus letras se tragó,
ahora los chavos que riman
improvisan en el camión,
y al hijo del pueblo miman
descansando en el panteón.

CALAVERA 2014

Publicado: 30 octubre 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

En este año tan nefasto
La Catrina no quiere venir,
pues desaparecidos, sin rastro
ha visto a muchos morir.

Río de calabacitas
de unos pueblos muy guerreros,
por donde hay escuelitas
que formaron guerrilleros.

Los asesinos del estado
salen con fusil a la guerra,
mientras el estudiantado
con mochila y lapicera.

Que de niños caminaban
hora y media pa’ la escuela
y en el camino encontraban
a su gente en la pobreza.

Que quisieron enseñarles
a luchar por sus tierras
y al gobierno quitarle
presupuesto y aulas nuevas.

Se me entristecen los ojos,
¿ya qué se puede ya esperar?
Un país que siembra muertos,
¿qué frutos va a cosechar?

Aquí no acaba la historia,
el cuento de todos los días
y el que no tiene memoria
que se pare de La Silla.

Foto: AFP.

Foto: AFP.

enero11

Sólo la muerte encontró

a Heráclito el ermitaño,

quien de sus males decía

que cambiaban de tamaño.

No sabía que vendría.

De entre todos sus amigos,

soledad y compañía

no esperaba en unos siglos.

Se encontraron frente a frente.

El oscuro la admiraba.

La pensaba diferente.

No la creía jorobada.

-Dime tú si es que lo sabes…

-dijo Heráclito a la muerte-.

¿Eres capaz de secar

la humedad de mis pesares?

Ella se acercó al oscuro.

Se miraron mutuamente.

Recargada desde el muro,

la muerte habló de repente:

-Yo soy la cura de todo

lo que tú puedas sentir.

La cama fresca de lodo

en donde irás a dormir…

¿Sabes? te he estado esperando,

¿me has esperado tú a mí?

Siempre te he estado buscando

¿no me habías visto venir?

Ella seguía cantando

la canción de los lamentos,

contando, hilando y rezando

la expiación de los portentos.

Él, en cambio…

Ver la entrada original 165 palabras más

Hoy como cada año,
con la costumbre de antaño,
El Hijo del Pueblo le maneja:
altar con pisco y lenteja
y la tradicional calavera;
que refindada o alburera,
llega con humor a recordarles
que sean memorables
y que esta vida es pasajera.

Ya está muy cerca el día,
que la muerte esté presente
y venga a comer tortilla
y a cobrar unos pendientes.

Justo en esta madrugada,
ya con los altares puestos,
hoy trae una caravana
que le hace cantos funestos.

Cómo supo que la prensa
hace pacto con el diablo,
se fue para los avernos
a contratar mercenarios.

La gente por la mañana
al esperar las noticias,
estaba muy asustada
no había ni periodistas.

Los voceadores gritaron:
“un minuto de silencio
a los que demonios invocaron,
la muerte dio descanso eterno”.

Andaba buscando a Azcárraga,
lo sorprendió y lo dejó tieso,
con tal de no estirar la pata,
se formó a pagar impuestos.

Como Slim no dio la cara,
le llamó a su celular,
no le entraba la llamada,
por que era por cobrar.

La calaca indignada,
hizo manifestación,
pero se encontró bloqueada,
por la CNTE y su plantón.

Como vio que era un broncón
no quiso afectar a los niños,
así que buscó a Osorio Chong
para llevarla a los Pinos.

La bancada tricolor
con su espíritu reformista,
ya se nos adelantó,
eran primero en la lista.

Ya encaminó al panteón,
a Madero y los panistas,
que cuando son oposición
se sienten los activistas.

Ya se hacía un poco tarde
y llegaba la penumbra,
del PRD hizo alarde,
pues cavó su propia tumba.

De paso llegó a visitar,
a la Morena y al Peje,
y les vino a recordar
que “el pez por la boca muere”.

Cuando fue por Peña Nieto,
la agarró la policía,
le pusieron un castigo,
estar encerrada un día.

Pobre de la calaca,
está arreglando su proceso,
mientras el juez en su butaca,
se come una torta de queso.

En la tele no hay señal,
ni fecuencias en la radio,
se escucha el murmurar
de los chismes del vecindario.

La pelona muy atenta
paró discreta la oreja
y para no verse lenta
trajo su pluma y libreta.

Hizo una nueva lista
para el próximo año.
Luego, se les perdió de vista,
cuando pidió usar el baño.

México, 2 de Noviembre de 2013.

Imagen

Al país no llega la flaca, llegó otra cosa peor;

Si escuchas de qué se trata, te sentirás con rencor.

Que ya está en los curules: la reforma laboral,

Y afuera lleno de azules, por si vas a reclamar.

Acordando sus negocios, todos los perros del mal,

Negocian con los demonios y su líder sindical.

Y los muertos que regresan al terruño tan amado,

Donde sus familias rezan y preparan champurrado.

La raya no ajusta el gasto, para el sector popular

Ya no pagan sus deudas, ni comen tortas de tamal.

El altar ya está muy pobre, apenas hay para el PAN,

Agua pa la boca seca y un trago de mezcal.

Aquí hay una gran farsa y no se va a terminar,

Le llaman democracia y juntos vamos a votar.

Ay mis muertos queridos, ya no quieren sufrir,

Ya ni en día de muertos vienen, desde que volvió el PRI.Imagen

384723_254977554553272_445560258_n

Después del ciento de años

En el país se habla de muerte

Con los problemas de antaño

Parece que no hay buena suerte.

La calaca está enojada

Ya no es una novedad

En las pieles de los chacas

Su rostro es muy popular.

Pueblo, villa o aldea

Costa, sierra o carretera

En la ciudad o en la selva

Siempre suenan balaceras.

Caen marinos, caen sicarios,

Corre sangre en la banqueta,

Caen inocentes varios

Los que asomaron la jeta.

Se ha perdido la cuenta

De cuántos muertos van ya

Hay largas filas en la puerta

Que conduce al más allá.

La catrina está indignada

No la dejan trabajar

Siendo sindicalizada

Le quitaron su lugar.

Recuerden a sus difuntos

Este día de los muertos

Que matándonos entre nosotros

Ya nos hicieron pendejos.

La muerte siempre muy sabia

Nos otorgó sus consejos

Teniendo muy buena labia

Nos ha dejado perplejos:

“Sentarse a esperar la muerte

Con el cuerpo ya muy viejo

Es morir dignamente

Es haber sido parejo”.

Día de Muertos 2010

 

Navegando entre las almas

Y en la densa oscuridad

La muerte no tiene “puente”

Ella si va a laborar

Todos los muertos regresan

Ellos si van pa’l altar

A disfrutar una cena,

vino y un buen pan.

 

En una de esas escapadas

Y en el recinto del PAN

Se reunieron las almas

del clero y más gente del mal.

 

Con los del PRI no se diga

Ostentosa decoración

“Aquí no se mendiga,

Nos invita la nación”.

 

Los perredistas muy contentos

Hicieron gran celebración

Terminaron todos pedos

Y al último hubo broncón.

 

Y allá en los curules estaba

Díaz el gran General,

Nomás que ni huesos dejaron

Estaban en austeridad.

 

Y la Muerte de metiche

Su nariz ella metió

Después de comer ceviche

Con los banqueros cargó

Negreros y agiotistas

No tuvieron salvación

Líderes charros, caciques

Y a los narcos espantó.

 

En ultratumba hizo mitin

Y un discurso pronunció:

“Mañana yo no trabajo

Hago huelga por un día

Por eso los traje a todos

Que quiero su compañía”.

 

Y allá en mi querido México

Un nuevo día llegó

Había trabajo pa’ todos

Y la situación mejoró.

 

El Hijo Del Pueblo, Día de Muertos, Veinte Diez.